Curso Internacional de SEGURIDAD EN MEDICAMENTOS Y FÁRMACOVIGILANCIA

img dr carvajal

La Seguridad en medicamentos y la farmacovigilancia son conceptos que se encuentran en boga, aunque para el Dr. Alfonso Carvajal, quien estuvo como expositor en el Curso Internacional Seguridad de los Medicamentos, realizado en el Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen, y co-organizado por el Instituto de Investigación (IDI), que dirige el Dr. Frank Lizaraso Soto, constituyen, más bien, una reciente y justificada preocupación.

Carvajal, Asesor de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, de la Agencia Europea de Medicamentos (European Medicines Agency, EMA) y del Centro de Monitorización de Medicamentos de la Organización Mundial de la Salud (Uppsala Drug Monitoring Centre, Suecia), destaca las bondades de la actividad y el interés de nuestro país por avanzar en este aspecto.

¿Qué implican los conceptos de Seguridad en medicamentos y Farmacovigilancia?

A.C: Son términos amplios, porque se busca maximizar su eficacia y reducir sus riesgos, en la actualidad, estos son asuntos que preocupan mucho. Existen revistas y publicaciones, en todo el mundo, que tratan el tema.

La fármacovigilancia, por su parte, es un concepto más específico y más técnico, y se relaciona con los procedimientos y métodos para estudiar e identificar los mismos.

¿En su calidad de experto de la Agencia de Medicamentos Europea (EMA), ¿cuál es su percepción sobre la forma en que se aborda el tema en nuestro medio?

A.C: En el Perú hay un sistema que puede catalogarse de homologable con aquellos que existen en otros países, tal vez en un estado de desarrollo incipiente, pero posee la estructura, se trabaja, y se obtienen resultados.

La farmacovigilancia tiene su estructura, su desarrollo normativo, una actividad que avala su razón de ser, y un gran futuro.

¿Qué podría hacerse para mejorarlo?

A.C: Podría promoverse la participación de los profesionales sanitarios con el propio sistema de fármaco vigilancia, permitiendo un mayor flujo de información, favorecer la notificación de reacciones adversas por parte de los procesos sanitarios, y por supuesto, dar a conocer el sistema a la población.

¿Cuál es la importancia del curso?

A.C: Es un punto de partida, un paso muy importante. Además se desarrolla nada menos que en el Hospital Guillermo Almenara, el más importante de Lima, probablemente uno de los más importantes del país, y va a tener mucha proyección entre los profesionales sanitarios, y también -esperemos que sí- sobre las personas.

He participado en otros en México, España, y ha tenido una muy buena receptividad entre las personas vinculadas a la salud. Han asistido responsables de la sanidad del propio hospital, médicos de las diferentes especialidades, médicos residentes, enfermeras.

¿Qué otros proyectos están en marcha para realizarse juntamente con el IDI?

A.C: Se han desarrollado algunos que han sido muy fructíferos. Por ejemplo, uno acerca del estudio de la carga de enfermedad (la incidencia) que supone una serie de enfermedades vinculadas a estos aspectos, el porcentaje de personas que van al hospital por un problema relacionado a medicamento. Para su realización se han analizado datos de todo el mundo, se han llegado a conclusiones que hemos publicado, y dado a conocer a los
interesados.

El trabajo ha sido fruto de la colaboración entre nuestro Centro de Valladolid, y el IDI. Los antecedentes de cooperación son muy positivos, lo que hace suponer que en lo sucesivo esta continuará.

¿Usted diría que en los últimos años estos problemas han aumentado?

A.C: En la medida que la población mundial, se medica -quizá en exceso- se ha incrementado en términos absolutos, y en términos relativos probablemente también.

¿Se relaciona el fenómeno con la automedicación?

A.C: Está relacionado, pero no de forma específica, sino en tanto que los fármacos son sustancias ajenas al organismo. Los que nos interesan son aquellos que pueden producir reacciones adversas.

Según la OMS no es mala en sí misma. La que se considera peligrosa es aquella que no está informada. Para cuadros simples en personas que tienen un cierto conocimiento de estos se puede calificar de beneficiosa, porque disminuye la carga laboral de los médicos.

¿Cuál es su opinión del equipo del Centro Investigación de Seguridad del Medicamento de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres, liderado por el Dr. Teodoro Oscanoa?

A.C: Mi valoración es óptima. Él es un profesional muy preparado, que ha demostrado capacidad de concebir proyectos, recabar información para los mismos, llevarlos adelante y divulgar sus resultados. Es decir, realizar todo el ciclo para que sea beneficioso.

Nosotros hemos colaborado con el Centro, y nos sentimos muy satisfechos.

¿Es la primera vez que visita el Perú, que impresión se lleva?

A.C: Me parece un país vibrante, rico, y complejo.

Aprovecho la ocasión para agradecer a USMP por su recibimiento, al profesor Oscanoa, Responsable del Centro Investigación de Seguridad del Medicamento de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres, por su gentil invitación para venir a dictar este importante curso. Estoy muy contento de estar aquí.

Brochure pdf

La Molina, enero de 2019

ÁREA DE DIFUSIÓN

Oficina de Extensión y Proyección Universitaria
Facultad de Medicina Humana - USMP

Contáctenos

Si desea obtener más información, llame al teléfono o escríbanos:

  • Teléfonos: 3(511) 365-2300 / (511) 365-3640 Fax: 365-0485

Av. Alameda del Corregidor 1531, Urb. Los Sirius, Las Viñas, La Molina, Lima 12.