José R. Sandoval: "Estamos aclarando nuestra historia a través de la genética"

Investigador del IDI destaca la importancia de esta disciplina en la reconstrucción de nuestro árbol genealógico.

¿Cuándo se inicio la investigación?

Las recolecciones de muestras biológicas a escala nacional se iniciaron el 2007 en el marco del proyecto Genográfico Sudamericano, en el cual el Centro de Investigación de Genética y Biología Molecular (CIGBM) del Instituto de Investigación (IDI), Facultad de Medicina Humana - USMP, lideró en Perú. La realización del proyecto de investigación fue posible gracias al financiamiento, principalmente, de la Sociedad National Geographic, el que permitió organizar una red de colaboración entre la Universidad Federal de Minas Gerais (Brasil), la Universidad Mayor de San Andrés (Bolivia), la Universidad de las Américas (Ecuador) y la USMP, con el propósito de reconstruir el árbol genealógico de las poblaciones nativas de Sudamérica.

Así, año tras año hemos estado realizando expediciones y visitando varias comunidades a lo largo y ancho del país. En lo que se refiere al proyecto sobre las familias de la nobleza Inca, los resultados de nuestra investigación se han publicado en marzo en la prestigiosa revista científica Molecular Genetics & Genomics.
Ahora, hay otras cuestiones históricas sobre las cuales estamos explorando, pero aún estamos a medio camino porque nos falta contrastar y corroborar esos resultados con el ADN antiguo.

Historia genetica 1

Entre pobladores, colaboradores y guía, dos investigadores del CIGBM (Mg. Oscar Acosta, de polo azul y short negro; Dr. José R. Sandoval, con camisa a cuadros) en plena actividad, siguen el sendero a una comunidad de la Selva (departamento de San Martín).

¿Cuál es el siguiente paso?

Buscar y ubicar el lugar donde probablemente yace el cuerpo o restos óseos de alguno de los Incas o de sus hijos, la veracidad de ello registrada con testigos/escribanos de la época, de la forma del entierro, entre otras descripciones. Por otra parte, en los últimos años se están generando cada vez más información sobre el ADN antiguo, datados hasta en un rango de mil a siete mil años. Seguramente, vamos contar con datos del ADN de muchas momias de Machu Picchu u otras zonas del Cusco, es decir, de los antiguos pobladores del imperio Inca. Así, se podrán hacer las comparaciones respectivas con los datos que hemos obtenido de las familias descendientes de los Incas. En especial, cuando se consiga la información del ADN antiguo de los Incas, se podrá ver si coinciden o no, y así completar esa historia.

¿Cómo evalúa el aporte de otras disciplinas?

Importante, y en ese sentido, la genética complementa a la arqueología, lingüística e historia. Nuestro país cuenta con el archivo arqueológico más completo sobre muchas culturas, en especial de los periodos Wari-Tiwanaku e Inca.

Según la arqueología, cuando el Imperio Wari colapsó, surgieron varios “señoríos” en la actual ciudad del Cusco y alrededores, tales como los Antasayas, Guallas, Lares, Ayarmacas, etc. Posteriormente llegaron los antepasados de los Incas.

Entretanto, en otras regiones, recordemos que en Caral hay varias construcciones de tipo piramidal y allí se han encontrado elementos culturales como quipus, zampoña, hilados de algodón, plumas de papagayo, entre otros objetos, evidenciando las interacciones habidas entre las antiguas sociedades de la Costa, Andes y Selva. En algunas huacas de Lima se han descubierto restos o momias de los periodos Wari-Tiwanaku e inclusive se ha logrado obtener su ADN, y esa información es muy útil para inferir sus vinculaciones genéticas con las actuales poblaciones.

La lingüística, por su parte, también nos permite tener una idea de las diferencias culturales entre las poblaciones autóctonas, cuyo mapeo geográfico sugiere alrededor 50 lenguas en nuestro país y en su mayoría distribuidas en la región amazónica. Asimismo, hay variedades o tipos del idioma quechua, los que han sido clasificados principalmente en tres. Por ejemplo, el tipo quechua IIC abarca la macroregión sur de los Andes de Sudamérica, que comprende desde Ayacucho hasta parte de Bolivia, Argentina y Chile. La genética lo corrobora, ya que se descubre un enclave de expansión demográfica en toda esa macroregión. En el caso de los Incas, sus antepasados probablemente hablaban puquina y posteriormente aymara y quechua.

Por otra parte, contamos con la versión escrita sobre la historia peruana desde la época colonial y la usamos como referencia en los estudios genéticos, pero falta explorar muchas culturas del periodo prehispánico. El ADN nos puede ayudar en desvelar el antiguo bagaje genético de Sudamérica.

¿Cúal es el impacto de estas investigaciones?

Estamos aclarando la historia de nuestros ancestros a través las poblaciones actuales. Por ejemplo, los resultados sobre los descendientes de los Incas nos muestran que hay por lo menos dos fundadores o linajes, y el escenario al que se ajusta es que la elección del nuevo emperador podría haber sido no por sangre, es decir, la sucesión del poder vía patrilineal, sino por habilidad, diferente del estilo monárquico europeo. En las sociedades hay casos donde la responsabilidad se delega al “sobrino”…o al que tiene más aptitudes. En general, encontramos que las familias estudiadas están muy diferenciadas y eso nos indica que no hubo una herencia patrilineal única entre la descendencia Inca. Ese es el primer punto que hemos dilucidado.

El segundo punto es acerca de los mitos, el de Manco Cápac (del Lago Titicaca) y el de los hermanos Ayar (de Pacarictampu). Los hemos puesto a prueba con la genética, similar a una prueba de paternidad, pero a nivel de poblaciones. Se compararon los perfiles genéticos de las poblaciones, trazando lo que fue el Tawantinsuyu, desde Ecuador hasta Bolivia, así como de Argentina y Chile.

Los resultados indican que dos grupos de “nobles” cusqueños de San Sebastián, San Jerónimo y los pobladores de Pacarictampu están muy emparentados con las poblaciones del sur del Perú, incluyendo Cusco y el altiplano peruano y boliviano, lo cual coincide con el área de expansión del antiguo imperio Tiwanaku (previo al incaico); por lo que se desprende que ambos mitos no son tan irreales, sino que están vinculados. Es posible que representen la ruta migratoria de los antepasados de los Incas.

Dr Sandoval genetica

El Dr. Sandoval sugiere que ambos mitos podrían estar vinculados con la ruta
migratoria de los antepasados de los Incas.

 

 

Brochure pdf

 

La Molina, julio de 2018

AREA DE DIFUSIÓN

Ofirina de Extensión y Proyección Universitaria
Facultad de Medicina Humana - USMP

Investigación: por el Futuro de la Educación Inicial

EDUCACION INICIAL v1

La Educación Inicial es una etapa donde los niños y niñas están desarrollándose, aprendiendo a leer y escribir, observar y diferenciar, interactuar con su entorno, desarrollar su creatividad con manualidades, dibujos, música, danzas, así como con la identificación de diferentes tipos de sonidos, formas de las hojas de las plantas, etc.

Los padres de familia y los maestros juegan un papel muy importante, añoran que el niño cumpla 3 o 5 años, disponga de nuevas herramientas y experiencias para seguir mejorando en su atención, y que tenga un óptimo aprendizaje. A esta edad se sientan las bases de la educación-léase formación- del niño, y las familias deben ejercer un liderazgo, prepararse para un futuro complejo y lleno de retos.

Lo interesante es poder participar desde una óptica y perspectiva diferente, basada en la evidencia que debe ser brindada por los Centros de Investigación científicos.

El mundo requiere generar nuevos paradigmas educativos, los sistemas en el Perú deben evolucionar, y en la actualidad los colegios exitosos son aquellos que logran vincular a los padres en el proceso educativo de sus hijos con un máximo sentido de conciencia, responsabilidad, derechos y valores.

Alianza por un nuevo modelo

Tradicionalmente, se ha visto a la escuela y la sociedad como un binomio. Sin embargo, en la actualidad no es así. Se necesitan mayores compromisos y nuevos servicios como la validación de aprendizajes previos en el hábitat social y familiar, respuesta a convocatoria de proyectos de educación-nutrición-salud, en la cual pueden participar más actores para vincular la ciencia con la educación impartida en los colegios.

En ese contexto, las universidades a través de sus centros de investigación tienen un papel importante para subsanar las deficiencias, mediante procesos de mayor inclusión en la población vulnerable por sus niveles socioeconómicos, con una responsabilidad compartida con las escuelas, los maestros y sobre todo, con los padres de familia.

Hoy los Centros de Educación Inicial y los maestros ya no están solos. La Facultad de Medicina Humana y su Centro de Bioquímica y Nutrición (CBYN) se unen en una alianza para generar un nuevo modelo donde los niños tengan un mejor entorno social y un estilo de vida saludable, y en el cual los docentes evaluarán los resultados del cambio en las aulas, como por ejemplo, las loncheras saludables.

Este iniciativa empezó a gestarse con un proyecto de “Escuela para Padres”, elaborado por el Químico Farmacéutico John Ponce Pardo, denominado “Creciendo en Familia”, dirigido al Centro Educativo Inicial N°516, en Villa María del Triunfo, que se desarrolló desde el mes de abril hasta diciembre del 2017 a través de charlas, talleres, juegos recreativos, etc, y concluyó con la entrega de constancias de participación a cada progenitor.

EDUCACION INICIAL v2Modificar la forma de participación de los padres en la educación de sus hijos es urgente y no debe circunscribirse a reuniones y una simple entrega de informes. Para Ponce, el autor de la proyecto, “esos cambios se sienten en cada comentario de los padres, que nos expresaban al final de la charla: aplicamos sus recomendaciones, y me va bien…gra- cias por estar aquí”. Entre las charlas que se desarrollaron estuvieron el valor de la Educación Sanitaria, y la importan- cia de la nutrición escolar, que fueron ofrecidas por el nutricionista Henry Guija Guerra, y los docentes investiga- dores de la USMP.

Agradecimientos

Finalmente, Benilda Leuyac, directora del CEI 516, agradeció el apoyo del Dr. Frank Lizaraso Soto, director del Centro de Investigación, por la participación de dos profesores, y resaltó la presencia de 200 padres de familia de los turnos mañana y tarde.

Con la realización de esta jornada, se cumplieron los objetivos principales de ayudar a los padres de familia en temas como las relaciones entre padres e hijos, los peligros de la automedicación, y la importancia de valorar los antioxidantes como por ejemplo, el maíz morado.

 

La Molina, abril de 2018

AREA DE DIFUSIÓN

Ofirina de Extensión y Proyección Universitaria
Facultad de Medicina Humana - USMP

SOCIEM: Investigación para la salud

Sociem Diego Urrunaga Huancayo

texto prem sociem3

Nuestros alumnos de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina (SOCIEM) siguen cosechando éxitos. En esta ocasión, Diego Urrunaga Pastor, del 6to año; Tania Arones, del 5to año; Rosario Meza, del 6to año; y Silvana Taipe, del 3er año, obtuvieron un importante logro, al alcanzar el segundo puesto en el Concurso de trabajos de investigación de la XXI Jornada Científica Regional Centro en la ciudad de Huancayo, realizado del 14 al 16 de marzo, en el marco de la actividad organizada por la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina del Centro (SOCIEMC).

El trabajo, denominado “Factores asociados al bajo rendimiento físico en adultos mayores de 9 comunidades alto-andinas peruanas", compitió con otras 15 investigaciones realizadas por destacados estudiantes de universidades de esa región, y tuvo como objetivo generar conocimiento con respecto a una condición que afecta a ese sector.

El documento busca informar a los profesionales y a la población en general acerca de este problema que ocurre no solo en la capital, sino también en provincias. Es importante tener en cuenta que esta población es doblemente vulnerable, por ser adultos mayores, y por residir en zonas donde el acceso a los servicios de salud es limitado.

Para su realización, se contó con el valioso apoyo de los doctores Fernando Runzer y José Francisco Parodi, miembros del Centro de Investigación en Envejecimiento (CIEN) de nuestra facultad, y la asesoría del Dr. Jack Guralnik, geriatra y docente en la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Maryland, Estados Unidos de América.

Automedicación y salud pública

El tercer lugar lo obtuvo la investigación titulada “Factores asociados a la automedicación en usuarios de boticas y farmacias en Perú: análisis de la Encuesta Nacional de Satisfacción de Usuarios de los Servicios de Salud, ENSUSALUD 2015”; de nuestro alumno Sanmartinano, Urrunaga.

El estudio se realizó con la colaboración del Dr. Vicente Benites, miembro del Centro de Epidemiología Clínica y Medicina Basada en Evidencias (CECLIMBE) de nuestra casa de estudios, y el Dr. Edward Mezones, epidemiólogo de la Facultad de Medicina Humana de la Universidad de Ciencias Aplicadas (UPC).

La automedicación es un fenómeno muy analizado en nuestro medio. Sin embargo, no se ha cuantificado previamente su frecuencia de acuerdo al tipo de fármaco que se adquiere (de venta libre o no), denominándose responsable e irresponsable. Del mismo modo, es vital identificar factores predisponentes a esta condición, de manera que pueda trabajarse en ellos también y educar a la población.

En este esfuerzo deberán participar médicos, químicos farmacéuticos, entes reguladores de la distribución de fármacos, como la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIGEMID) y el Ministerio de Salud (MINSA).

Urrunaga destacó el apoyo en redacción científica y análisis estadístico por parte de los doctores Vicente Benites, Fernando Runzer y José Francisco Parodi, integrantes del IDI, el cual le permitió realizar un óptimo trabajo y desarrollar una adecuada exposición.

La realización de estas investigaciones permitirá poner al alcance de los gestores de salud información valiosa.

  

Brochure pdf

 

La Molina, julio de 2018

AREA DE DIFUSIÓN

Ofirina de Extensión y Proyección Universitaria
Facultad de Medicina Humana - USMP

Genetics of the modern heirs of the Inkas shed new lights about their origins and lineages

The first study on families of documented Inka nobility ancestry shows at least two patrilineal clusters and their origins linked to the lake Titicaca and Southern Cusco region

boton espanol 2

 

 

A multinational South American team from Peru, Brasil and Bolivia led by the Universidad de San Martin de Porres at Lima, Peru, published the first genetic study on the modern descendants of the imperial Inka lineages in the journal Molecular Genetics and Genomics. This work supported by funds from the Genographic Project (Geno 2.0), shows new insights about the Inkas origins and lineages.  

The Inka people arrived to Cusco valley and in a few centuries they built the Tawantinsuyu, the largest empire in the Americas. The Tawantinsuyu was the cultural climax of 6,000 years of Central Andes civilizations overlapping modern countries of Peru, Bolivia, Ecuador, the South of Colombia and the North of Argentina and Chile. In contrast with the richness of archeological and cultural evidence, pre Columbian history vanishes in time as it intermingles with myths due to the lack of writing systems before the arrival of the European chroniclers. Very little is known about the Inka origins and some genetic information could help reconstruct part of their history. Unfortunately the mummies and bodily remains of the Inka emperors, worshiped as gods, were burnt and buried in unknown locations due to religious and political persecution by the Christian Conquistadors and Inquisitors, so no direct material remain to study their DNA.  "Thus for now, only the genetic analysis of modern families of Inka descent could provide some clues about their ancestors" remarks geneticist Jose Sandoval, first author, working at Universidad de San Martin de Porres at Lima, Peru.

2 2colonial documents of Inca

 There were two foundational myths for the origin of the Inkas before they established in Cusco valley to build their capital city. One is that Manco Capac and Mama Ocllo, considered children of the Sun God and founder parents of the civilization, came from Lake Titicaca about 500 km southwards from the border of North Bolivia and South Peru, more or less the same region where Tiwanaku empire existed a few centuries before.  The second myth narrates that four Ayar brothers, with divine powers, came out from the caves inside of a hill in the area of Paccarictambo, 50 km south of Cusco and only one of them, Manco, arrived to the Cusco valley.  Concerning the succession of the rulers (between 12 to 14), most chroniclers mention only one patrilineal heritage, however other authors think that it was a complex selection of military and administrative skills not necessarily electing the son of a previous Inka.  "A unique patrilineal cluster would be expected in the first case. In the second case, two or more patrilineal pattern will be evident" says geneticist Ricardo Fujita, senior author, also at Universidad de San Martin de Porres". The research team included historian Ronald Elward, who studied documentation of twelve Inka noble families and followed up from the conquista times to their contemporary descendants.  "Most of them still living in the towns of San Sebastian and San Jeronimo, Cusco, Peru, at present, are probably the most homogeneous group of Inka lineage" says Elward.

Markers for Y chromosome and mtDNA were used for the genetic analysis of these families and compared with a database for 2400 native individuals from Peru, Bolivia, Ecuador and Brazil. "The results show distinctive patrilineal origins to two founder individuals who lived between 1000 to 1500 AD, a period between the decline of former Tiwanaku (south) and Wari (north) contemporary empires, and the rise of the Inca empire a few centuries later" says geneticist Fabricio Santos from the Universidad Federal de Minas Gerais at Belo Horizonte, Brazil.  The first patrilineal haplotype named AWKI-1 (awki means crown prince in quechua language) is found in the putative families descending of 2 earlier Incas Yahuar Huacac and Viracocha. The same pattern of the Inca descendants was also found in individuals living south to Cusco, mainly in Aymaras of Peru and Bolivia.  The second patrilineal haplotype named AWKI-2 was found in one descendant of a more recent Inca, Huayna Capac, father of the two brothers (Huascar and Atahualpa) who were fighting a fraternal war over the empire at the arrival of the Conquistadors. "AWKI-2 is also found in dozens of individuals from different locations in the Andes and occasionally in the Amazon, suggesting a populational expansion" says Dr. Santos.  

2 Maukallacta Paccarictambo"In addition to San Sebastian and San Jeronimo, most locations of AWKI-1, AWKI-2 were southwards to Cusco including the basin of lake Titicaca and neighboring Paccarictambo, in agreement with the two foundational myths of the Incas" says Ricardo Fujita, "probably two pictures at different times of the same journey with final destination Cusco" adds Fujita. "It is also remarkable that in these contemporary Inka noblility families there is a continuity since pre Columbian times" says Ronald Elward.  The analysis of their mtDNA suggested a highly varied matrilineal marker whose counterparts are found all over the Andes reflecting a high genetic flow.  "This probably reflects the political alliances by arranged marriages between Cusco nobility and daughters of lords of kingdoms and chiefdoms all over the empire" states Jose Sandoval.  

 

This work is the continuation of several studies performed by the team to reconstruct South American history by Genetics and also funded by a previous grant of the Genographic Project (Geno 1.0) led in South America by Fabricio Santos. Two published works included the unique ancient roots of the Uros, people from the Floating Islands of the Lake Titicaca and the Quechwa-Lamistas in Peruvian Amazon.  Modern Uros are Aymara speaking people that some have thought to be people from the Aymara ethnia who profited tourism by living on the floating islands. However the team showed that they were  genetically isolated people who had lost their original Uro language, shifting to more the widely used Aymara language. On the other hand the Kechwa-Lamista are Amazonian people who speak the Andean Quechua language and they were presumed descendants of Andeans Chancas, former enemies of the Incas, and were chased by them towards the Amazon.  DNA showed that they are actually descendants of linguistically different Amazonian people who were gathered by Catholic missions and were taught the Quechua language (learn by the missionaries at the Andes) for a better evangelization.

3 sandoval"In some cases Genetics shows us something different than the official history. What is no written or badly written in historical records, can be revealed by what is written in our DNA. " concludes Ricardo Fujita. "This study is just the tip of the iceberg in trying to solve part of several enigmas of one of the most remarkable civilizations. The DNA of one Inka monarch bodily remain or of one direct descendant who lived at the beginning of the Spanish colonization could give more certainty about the Inca lineage, and our team is looking forward to it" declares Jose Sandoval.

 

 

 

  La Molina, abril de 2018

  

Centro de Genética y Biología Molecular
Instituto de Investigación - USMP

 

 

Contáctenos

Si desea obtener más información, llame al teléfono o escríbanos:

  • Teléfonos: 3(511) 365-2300 / (511) 365-3640 Fax: 365-0485

Av. Alameda del Corregidor 1531, Urb. Los Sirius, Las Viñas, La Molina, Lima 12.